Mamá estoy aburrido

DEL ABURRIMIENTO O LA EDUCACIÓN

Mamá, estoy aburrido!  mamá qué hago ahora? mamá cómprame algo… mami déjame usar la compu; ya pues prestame el “smart phone…”

Los chicos de ahora tan adelantados, que aprenden a hablar prontísimo, y a escribir, y a leer, y a montar bicicleta, y a usar la computadora el internet, las tabletas, los celulares ni se diga! Todos los “gadgets” posibles, nacen con el “chip” en los deditos.  Los colegios están ahora ocupadísimos  con la estimulación temprana, las nuevas tecnologías de punta y con preparar al niño para que se adapte a la “era del conocimiento” y las más modernas expresiones de Que desarrolle hábitos para ser eficiente y competitivo.

Los papás se han hecho versados en psicopedagogía y hablan con soltura de desarrollo sicomotor, cociente intelectual, hiperactividad, etc, incorporando el actualísimo “bullying” que ha aparecido en el universo del léxico escolar   El vasto campo clínico se ha hecho dominio popular pues traumas, frustraciones, complejos e inmadurez forman parte de programas radiales, televisivos y redes cibernéticas siendo pan nuestro de cada día en ambientes informales y hasta en la cola del pan.
Maestros y padres de familia estamos relevados de responsabilidad sobre conductas y hábitos de estudio de los niños, para eso hay ahora toda clase de especialistas!… Si el chico es juguetón y distraído, hay que hacerle su test de atención y darle su terapia y su entrenamiento… y ojalá no lo sea demasiado porque sinó terminará con prescripción de ritalin… Si fuera payaso y revoltoso habrá que reforzarle la autoestima y madurarlo a punta de programas conductuales… y si no le gustan las matemáticas o si lo jalan en lenguaje o inglés habrá que ponerle profesora particular y hacerle su pruebita porsiacaso; no vaya a ser disléxico ó emocionalmente disfuncional… Ah, y durante las vacaciones hay que estimularlo con el tennis, natación, teatro, modelado en arcilla.. la vacaciones “útiles” y si alcanzaran las horas del día también con el inglés, no se vaya a olvidar. “No hay tiempo que perder” hay que prepararse, prepararse, prepararse y además con lo caros que están los colegios… Además, el próximo año el laboratorio de computación…estará más exigente y los chicos tienen que concentrarse e impedir que se olviden lo que aprendieron durante el año”.

Estas y parecidas expresiones se oyen en torno a la niñez, adolescencia y juventud, pero lo curioso es el aburrimiento  de los chicos, su desinterés con la escuela, su dependencia de los “gadgets”, su incapacidad creciente para el juego “libre” y para entretenerse  y más que nada los preocupantes signos de inadaptación… la agresividad, el cada vez más prematuro despertar del sexo, la drogadicción, el “bulling”  y la desorientación social que amenazan a las nuevas generaciones están a la orden del día.

¿De qué manera la intensa actividad sistémica  y la  hiperestimulación escolarizada desembocan en conductas indeseables? ¿ Cómo así una niñez y juventud con acceso a “educación” e instrucción formales se equipara casi palmo a palmo con niños y adolescentes de la calle?

¿Estará la educación que ahora conocemos atravesando por crisis similar a las que sufren la ciencia,  el arte y la medicina transformadas en “commodities” ante cuya práctica cabe  en ocasiones preguntarse ¿si es peor el remedio que la enfermedad? o ¿si sería mejor el laissez faire que la intervención?, ¿Será que “el progreso” nos está llevando a la antípoda de lo que pretende alcanzar?.

https://www.youtube.com/watch?v=ndlNDdQZ_bE

Mamá, estoy aburrido!  mamá qué hago ahora? mamá cómprame algo… mami déjame usar la compu; ya pues prestame el “smart phone…”

Los chicos de ahora tan adelantados, que aprenden a hablar prontísimo, y a escribir, y a leer, y a montar bicicleta, y a usar la computadora el internet, las tabletas, los celulares ni se diga! Todos los “gadgets” posibles, nacen con el “chip” en los deditos.  Los colegios están ahora ocupadísimos  con la estimulación temprana, las nuevas tecnologías de punta y con preparar al niño para que se adapte a la “era del conocimiento” y las más modernas expresiones de Que desarrolle hábitos para ser eficiente y competitivo.

Los papás se han hecho versados en sicopedagogía y hablan con soltura de desarrollo sicomotor, cociente intelectual, hiperactividad, etc, incorporando el actualísimo “bulliying” que ha aparecido en el universo del léxico escolar   El vasto campo clínico se ha hecho dominio popular pues traumas, frustraciones, complejos e inmadurez forman parte de programas radiales, televisivos y redes cibernéticas siendo pan nuestro de cada día en ambientes informales y hasta en la cola del pan.

Maestros y padres de familia estamos relevados de responsabilidad sobre conductas y hábitos de estudio de los niños, para eso hay ahora toda clase de especialistas!… Si el chico es juguetón y distraído, hay que hacerle su test de atención y darle su terapia y su entrenamiento… y ojalá no lo sea demasiado porque sinó terminará con prescripción de ritalin… Si fuera payaso y revoltoso habrá que reforzarle la autoestima y madurarlo a punta de programas conductuales… y si no le gustan las matemáticas o si lo jalan en lenguaje o inglés habrá que ponerle profesora particular y hacerle su pruebita porsiacaso; no vaya a ser disléxico ó emocionalmente disfuncional… Ah, y durante las vacaciones hay que estimularlo con el tennis, natación, teatro, modelado en arcilla.. la vacaciones “útiles” y si alcanzaran las horas del día también con el inglés, no se vaya a olvidar. “No hay tiempo que perder” hay que prepararse, prepararse, prepararse y además con lo caros que están los colegios… Además, el próximo año el laboratorio de computación…estará más exigente y los chicos tienen que concentrarse e impedir que se olviden lo que aprendieron durante el año”.

Estas y parecidas expresiones se oyen en torno a la niñez, adolescencia y juventud, pero lo curioso es el aburrimiento  de los chicos, su desinterés con la escuela, su dependencia de los “gadgets”, su incapacidad creciente para el juego “libre” y para entretenerse  y más que nada los preocupantes signos de inadaptación… la agresividad, el cada vez más prematuro despertar del sexo, la drogadicción, el “bulling”  y la desorientación social que amenazan a las nuevas generaciones están a la orden del día.

¿De qué manera la intensa actividad sistémica  y la  hiperestimulación escolarizada desembocan en conductas indeseables? ¿ Cómo así una niñez y juventud con acceso a “educación” e instrucción formales se equipara casi palmo a palmo con niños y adolescentes de la calle?

¿Estará la educación que ahora conocemos atravesando por crisis similar a las que sufren la ciencia,  el arte y la medicina transformadas en “commodities” ante cuya práctica cabe  en ocasiones preguntarse ¿si es peor el remedio que la enfermedad? o ¿si sería mejor el laissez faire que la intervención?, ¿Será que “el progreso” nos está llevando a la antípoda de lo que pretende alcanzar?.

https://www.youtube.com/watch?v=ndlNDdQZ_bE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s